Día Nacional del Café: 4 razones para tomarse un café por Colombia

Cada 27 de junio, se celebra en Colombia el Día Nacional del Café, para rendir homenaje a una bebida que no solo es un pilar fundamental de nuestra cultura y economía, sino un eje articulador de nuestro desarrollo como sociedad.

Breve historia del café

Los primeros registros del consumo humano de café datan de cientos de años atrás en Etiopía, donde durante el siglo IX se consumían los frutos rojos del arbusto Coffea arabica. Existe la leyenda de un pastor de nombre Kaldi que notó cómo sus cabras se volvían más enérgicas tras comer estas vayas. 

No fue hasta el Siglo XV que el café empezó a ser consumido como bebida en la región de Yemen, donde los sufíes lo utilizaban para mantenerse despiertos durante sus largas sesiones de oración. Rápidamente, el café se popularizó llegando hasta Egipto y el Imperio Otomano, donde aparecieron las primeras "qahveh khaneh", "casas del café" en Persa, en La Meca, Estambul y El Cairo. Su propagación por Europa durante el Siglo XVII, llevó al café a ser una bebida de moda entre los intelectuales y políticos de Venecia, Londres y París.

Colombia y el café

Los encargados de introducir el café a Colombia fueron los jesuítas, quienes en el Siglo XVIII crearon pequeños cultivos en las regiones montañosas del centro del país. Con los años el café se convirtió en un cultivo dominante y su producción se concentró en los departamentos del Quindío, Risaralda y Caldas, cuyo suelo es ideal para el cultivo de la variedad arábica.

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, el café experimentó un auge económico sin precedentes en Colombia, esto debido al aumento de la demanda internacional. Esto permitió que el café se convirtiera en la columna vertebral de la economía colombiana, generando ingresos significativos para el país y contribuyó al desarrollo de infraestructura, educación y servicios públicos. En este periodo el país se consolidó como uno de los principales productores mundiales de café y, actualmente, se ha hecho acreedor de numerosos premios y reconocimientos internacionales.

Me tomo un café por Colombia

Aquí van algunas razones por las cuales se celebra hoy el Día Nacional del Café. Levanta tu café y brinda por Colombia:

  1. Herencia Cultural: Desde las empinadas laderas de la cordillera cafetera hasta los hogares urbanos, el café ha estado arraigado en la vida cotidiana de los colombianos por generaciones como un vínculo con las tradiciones y valores que definen la identidad nacional.
  2. Motor Económico: Colombia es uno de los principales productores de café del mundo. La industria del café no solo genera empleo para miles de familias, sino que también impulsa el desarrollo económico en las regiones cafeteras del país.
  3. Calidad y Diversidad: Los cafés colombianos son apreciados internacionalmente por su sabor suave, aroma distintivo y notas frutales. Desde el café suave de las tierras bajas hasta los cafés más robustos de las montañas, en Colombia hay un café para toda clase de paladares.
  4. Cultura del Café: Los colombianos tienen una relación íntima con el café, tan estrecha e inherente, como la de los argentinos con el mate o los ingleses con el té. Hace parte esencial del turismo, la gastronomía y el arte en todas sus expresiones.

Celebrando el Café Colombiano

En este día, los colombianos celebran no solo la calidad excepcional de su café, sino también la creación de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia. Fue establecido para, entre otros motivos, para reconocer el trabajo de los caficultores colombianos. Por el papel crucial que el café juega en la vida diaria de millones de personas en Colombia y alrededor del mundo, desde el ritual matutino hasta las reuniones sociales y culturales, tómate un café por Colombia.

Articulos

Relacionados