Linkedin Youtube Mail Familia

BLOG

Inicia Sesión | Registrate
Noticias

febrero 14, 2018

Crecimiento y desarrollo: los aportes de Buencafé a Chinchiná

Chinchiná es un municipio de Caldas ubicado a 18 kilómetros de la capital Manizales con más de 51.000 habitantes, que por su tradición hace parte del Paisaje Cultural Cafetero declarado como Patrimonio Mundial por la Unesco, dada su herencia cultural cafetera. Desde 1973, cuando se inauguró la Fábrica de Café Liofilizado Buencafé, el municipio se ha beneficiado del desarrollo económico y social que trajo consigo la empresa.

Buencafé no solo ha generado empleo al ser una de las industrias más grandes de Chinchiná (actualmente acoge alrededor de 650 trabajadores directos y contratistas), sino que también se ha preocupado por el bienestar de sus habitantes, su calidad de vida y el impacto cultural que pueda generar en cada una de las familias. Por eso, desde el área de Gestión Humana, la empresa se ha enfocado en dos pilares fundamentales: la niñez y la educación.

Alimentando con amor

Desde hace aproximadamente 15 años, Buencafé trabaja de la mano con la Fundación Nutrir*, para brindar alimentación a los niños en edad escolar. Dicha fundación cuenta con 5 comedores en Chinchiná en los que se atienden a menores entre los 0 y los 12 años, pertenecientes a barrios de escasos recursos.

“Decidimos atender a bebés y madres lactantes, porque con el aprendizaje desarrollado con los años se identificó que, si los niños entre 0 y 5 años recibían la alimentación adecuada, su desarrollo físico y psicomotor era mucho mejor. Actualmente, junto a la Fundación Nutrir, les brindamos el desayuno y el almuerzo a 567 niños”, manifestó Tatiana Hoyos, coordinadora de Gestión Humana de Buencafé.

En educación, Buencafé ha hecho aportes importantes para la Escuela de Artes y Oficios Municipal de Chinchiná, entidad que brinda educación técnica para el trabajo, orientada a las necesidades laborales de la población. “La Alcaldía Municipal recuperó un espacio y lo convirtió en un recinto para la educación. Se hicieron adaptaciones en la infraestructura en las que participamos con donaciones, además, entregamos una partida económica para garantizar el funcionamiento administrativo de la institución. Actualmente estamos trabajando en el proyecto de abrir programas educativos de nivel tecnológico con el apoyo del Sena. En el año 2017, dimos nuestro primer avance con un taller de neumática e hidráulica en el nivel técnico”, dijo Tatiana.

Trabajando en el enlucimiento de Chinchiná

“En el año 2015 recuperamos uno de los parques contiguo a la Escuela de Artes y Oficios Municipal; Este lugar se encontraba abandonado, sin embargo, desde que hicimos la intervención, se transformó en un punto de esparcimiento para los estudiantes y tratamos de darle un mejor ambiente a Chinchiná”, aseguró la coordinadora de Gestión Humana de Buencafé.

En el 2016 Buencafé recuperó otro parque ubicado en la entrada del municipio y para este año se tiene planeado intervenir otro espacio.

“En Buencafé también trabajamos en temas ambientales para garantizar que no haya impacto en la comunidad por temas de industria; tenemos como filosofía reciclar materiales desde la fuente y con la venta de estos también hacemos actividades para el beneficio social, como apoyo a los jóvenes que van a representar al municipio en torneos deportivos, donaciones para las bandas de los colegios, apoyamos el coro ‘Batuta’ de Manizales, entre otras actividades”, dijo Tatiana.

Como apoyo a la cultura, anualmente se lleva una muestra de la tradicional Feria de Manizales hasta las calles de Chinchiná y de la mano de la Alcaldía se hacen celebraciones culturales, como los cumpleaños del municipio o la conmemoración de los 30 años de la visita del papa Juan Pablo II.

“Siempre pensamos en el bienestar del trabajador y de su familia, con actividades y proyectos que impacten positivamente su entorno. Por ejemplo, el alumbrado decembrino de Buencafé se ha convertido en parada obligatoria para las familias y la celebración navideña que le hacemos a los niños de la Fundación Nutrir, es una actividad muy esperada por ellos, ya que los menores reciben, por parte de nuestros empleados, juguetes, zapatos y ropa”, finalizó Tatiana Hoyos.

*La Fundación Nutrir es una entidad sin ánimo de lucro, creada con el fin de desarrollar programas de complementación alimentaria y educación nutricional que permitan disminuir los niveles de desnutrición infantil. Para mayor información, visita su sitio web: http://www.nutrirong.com

Ver 1682 Comentarios 0